Protege tu empresa de los hackers mediante la concientización de tus usuarios

Las amenazas, ataques, virus, malware, ransomware y otros elementos, están a la orden hoy en día, por lo que cualquier usuario con posibilidad de llevar a cabo alguno de los casos anteriores, puede aprovecharse de las vulnerabilidades de nuestros sistemas.

Una infraestructura de TI bien audita, analizada y monitoreada, es menos vulnerable a este tipo de ataques y es capaz de defenderse de la mayoría de los ataques tanto internos como externos

Objetivo del servicio

Una de los principales desafíos a los que se enfrenta una organización a la hora de proteger su información de amenazas y riesgos, tales como ransomware o phising es concientizar a sus usuarios.

La principal razón de que los datos de una organización se vean comprometidos es provocada por el personal interno. El 65% de las pérdidas de información en una organización se debe a malas prácticas de seguridad informática de los usuarios.

Beneficios Clave

Evaluación de ususarios

Este proceso está orientado a evaluar los hábitos y comportamientos desarrollados por los usuarios mediante correos de prueba de physhing.

Concientización de usuarios

Por medio de un programa de concientización se sensibiliza de forma práctica a los usuarios para identificar amenazas que pueden afectar a la organización.

Metodología
  • Identificar el enfoque del programa de concientización
  • Identificar recursos internos y externos que se encargarán de la evaluación y de la concientización.
  • Definir audiencia con la que se trabajará el programa
  • Ejecutar y evaluar el programa de concientización
Entregables

Una vez finalizado el servicio se entregará un resumen ejecutivo con la situación inicial, así como la documentación de los métodos y medios seleccionados para llevar a cabo la evaluación y los formatos de medición y resultados.

Alcances del servicio

Una estrategia de seguridad informática correcta debe contemplar la concientización de los usuarios.

Este servicio está dirigido a todo el personal de la organización que tenga acceso a un activo informático, para ayudarles a crear una cultura de seguridad informática que les permita conocer los riesgos y amenazas que pueden traer malas prácticas de seguridad.